Inicio Locales Cultura Poesía del oeste

Poesía del oeste

63
0

Si un día soy
estadística
de radio
contando
cantidades
de hojas secas
que pierden
su color
y caen rendidas
de un árbol mal florido
en la pandemia

y caigo
como otros
ya han caído
y mis venas
son caudal
de un rio seco
quisiera hacer repaso
por las dudas
dejar escrita
una voz
que me hace eco

que la cuenta
de deudas
que acumulo
ofrezcan
una casa
y mil macetas
si al fin
para todo lo demás
me sirven
estos versos
como herencia

para el zorzal
dejo una migas
en el patio
que fue en otoño
mi refugio
más certero
gracias le doy
por avisar
que estuve viva
pico de barrio
poesía y centinela

dejo tesoros
escondidos
en mis fondos
donde corrimos
cada día
con la perra
para enterrar
en los huesos
que tuvimos
la estrategia
de guardar
una sorpresa

algo que diga
ya no corras
por favor
que la búsqueda
descanse
y haga siesta
si el peso
de una pluma
es para vos
un granito
en tic tac
reloj de arena

dejo la ropa
tendida
que flamea
alivianando todos
nuestros cuerpos
los que hicimos
bailar
los que abrazamos
los que saltaron
alambrados
de lo incierto

cuando fuimos
carnaval
y limonada
y la puesta de sol
en campamentos
y la espalda
descubierta
por un tango
y esa forma
de amar
sin juramentos

dejo un modo
de ubicar
a los objetos
que hacen teatro
de sombras
por la tarde
una línea de sol
en la ventana
mostrando
mil cositos
en el aire

que dicen
lo sutil
también existe
aunque vista
transparencias
en su traje
quien no quiera
reparar
rompe su lente
y se pierde
de todos
los detalles

tierra negra
que fabrican
las lombrices
un primero
de agosto
en ceremonia
rezando pachamamas
y maíces
que repartan
los panes
que a otros sobran

dejo un gracias
eterno
por lo habido
por las dos
de la tarde
del invierno
por los hijos
que una estrella
me acercó
por el nido
que hicimos
como horneros

que el asfalto
que cubre
las ciudades
no impidió
que crecieran
nuestros brotes
y ante la duda
sembrar
fue nuestra apuesta
y rezar las tres marías
por las noches

dejo la brújula
que escapa de los nortes
y apunta para el sur
con insistencia
los pasaportes
de balceros
en naufragio
la luna sobre el mar
y su influencia

un oficio que mostró
mis manos rotas
muy vacía
la caja
de herramientas
si no hay problemas
que se salven
de los pueblos
arremangando
de sus brazos
fortalezas

un puñado
de semillas
por si acaso
ese beso
en la cocina
que me diste
la caña
de pescar
a las palabras
las gasas de curar
las cicatrices

dejo una hoja
de cuaderno
de la escuela
donde anotamos
qué seríamos
de grandes
y yo puse
que quería ser poeta
como quien
dice bombero
en el desastre

una herencia
que no vale
casi nada
papelitos
en el viento
nada mío
una boca
que por simple
no se apague
y un poema
la rescate
del olvido

Ana Gómez

Artículo anteriorMurio Agustina Fontella quien participaba de bake off Argentina
Artículo siguientePablo Miguez desaparecido en dictadura

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here