Inicio Noticias Locales El tupasy después de la tormenta

El tupasy después de la tormenta

85
0

“Hay vida después de Sheila, debe haberla y la habrá, pensábamos que no íbamos a poder salir adelante pero con mucha fuerza y con el acompañamiento del Padre y del Foro, hoy estamos fortalecidos”.

En el predio tupasy del barrio Trujui, donde asesinaron a Sheila hace dos meses, la comunidad, acompañada por el Padre Humberto Gonzalez y el Foro Santa María, decidió armar una Mesa de Gestión Local. La finalidad fue promover un espacio de encuentro que vuelva a unirlos después de tanta angustia y división que generó la tormenta. En este sentido, como señalan desde el corazón del tupasy, “hay vida después de Sheila, debe haberla y la habrá, pensábamos que no íbamos a poder salir adelante pero con mucha fuerza y con el acompañamiento del Padre y del Foro, hoy estamos fortalecidos”.

A pocos minutos del hallazgo sin vida de Sheila Ayala, la noticia corrió como reguero de pólvora. No pasó mucho tiempo para que vecinos del barrio salieran a pedir justicia, aunque de manera caótica, y pronto la TV  opinó en casi todos sus horarios y programas.

Algunos dirigentes de unidad ciudadana (entre ellos concejales) acudieron rápidamente al predio acompañando el pedido de justicia. Por la marcha, suspendieron un encuentro previsto en el partido justicialista. Militantes de izquierda también convergieron en la estrategia resaltando sobre todo el “femicidio”, un tema muy sensible en la actualidad por la emergencia de los casos que hoy se visibilizan. De la Municipalidad no se supo nada.

Lo cierto es que como toda tormenta, pasa rápido y los daños son graves. Los concejales volvieron al recinto, los militantes de izquierda a las universidades.  Poco a poco el fueguito del rating se fue apagando, pero la destrucción en la comunidad fue casi total: vínculos destruidos, pobres contra pobres en permanente discordia, ausencia del Estado y de la clase dirigente, violencia institucional por parte de la policía y, por si fuera poco, un pedido de desalojo por parte de la empresa recolectora de basura llamada Panizza.

Muchos escombros y pocas manos que realmente se comprometieron de verdad. El foro Santa María y el Padre Humbi estuvieron en el proceso de acompañamiento a las familias. Sumado a esto, en una mediación sin precedentes,  el Juzgado N° 10 Civil y Comercial de San Martín, falló a favor de la comunidad, permitiendo a las familias el acceso a las escrituras que deben ser reglamentadas por la municipalidad más una ayuda comunitaria por parte de la misma junto a la empresa Panizza que ronda casi en 1 millón 200 mil pesos.

Pablo Moledo integrante del foro Santa María concluyó que la mesa de gestión local es una herramienta que se ampara en la ley provincial 14.449  de acceso justo al hábitat y que en su articulado 57, 58 y 59 de la sección VII habla de la promoción y planificación junto a los ciudadanos que ven alteradas sus relaciones sociales a raíz de los cambios materiales. En el mismo sentido propinó que es una buena oportunidad no solo para el encuentro y el proceso de calmar los ánimos sino también para fortalecer la participación democrática y comenzar a pensar que barrio y que San Miguel queremos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here