Inicio Cultura Literatura El rey ha muerto, viva el rey!

El rey ha muerto, viva el rey!

166
0

 

Por Pablo Moledo

El mundo está desquiciado. Rotativas y Multimedios mediante millones de espejos de colores en todas las casas habidas y por haber hicieron llegar la terrible tragedia griega de que el príncipe Enrique de Sussex (Harry) y su mujer la duquesa Meghan, actriz norteamericana, renuncian a los honores reales. Desde el patíbulo sagrado lleno de oro, diamantes y abundancia irracional presentan este acto como una verdadera rebeldía. Nuestros espejos domésticos nos convidan a pensar que semejante acto de altruismo merece al menos la recompensa de nuestra atención. Claro acto de lobotomía cerebral. Pero… ¿Qué tan cerca estamos de aquella realidad? ¿Será que somos parte o solo quieren llenar el auditorio para sus espectáculos?
En cambio, no he visto por la tele a ningún marginado renunciar a su condición. Ni a niños, mujeres y abuelos que cotidianamente sufren la desdicha de tener sangre roja. ¿No serán ellos los verdaderos rebeldes del sistema? La rebeldía de oponerse a salarios miseria, falta de alimentos y remedios, violencia por parte del Estado, explotación infantil, trata de personas y esclavitud doméstica, manipulación de sus vidas a fuego de metralla, sangre y mutilación de los sentidos. Parece que ellos creen en la historia de los justos pero la ésta no cree en ellos. Por estos lados los medios de subsistencia son escasos y el heroísmo es abundante.
Casualmente por estos días en medio de revueltas en Chile que gira más y más hacia la desigualdad, miles levantan su voz sobre plaza de la libertad «renunciando» a un sistema que excluye y que mata. No he visto a las grandes corporaciones mediáticas cubrir ese verdadero espectáculo. Se escuchó por ahí en algún llamado telefónico a la primera dama chilena hablar de una «invasión alienígena».
Cuando nos cansemos de la sangre derramada de nuestros hermanos, cuando juntemos el coraje y todos los fuegos de la dignidad se fundan en uno solo, no sagrado sino terrenal y arraigado en su pueblo, ahí entonces la sangre será solo roja y los alienígenas serán ellos.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here