Inicio Noticias Locales CAMBIEMOS, LACERANTE PESADILLA

CAMBIEMOS, LACERANTE PESADILLA

Máximo Luppino

225
0

Cambiemos, culturalmente hablando, es una reacción conservadora adversa al sentir popular. No nos referimos al ciudadano noble que esperanzado eligió en 2015 a Mauricio Macri. Estamos haciendo referencia al sentir de algunos funcionarios de aparente modalidad feudal. Los que retiraron impuestos para el champan, encareciendo profanamente el litro de leche. Parecen decirnos los arquitectos del PRO: “¡Champan sí, leche no!”, al menos no para los niños pobres de la patria. Tomemos por ejemplo los elitistas y retrógrados “pensamientos” lanzados al viento por González Fraga, un genuino exponente de las ideas que este grupo de poder que mantiene en sus entrañas:

 “Le hicieron creer a un empleado medio que su sueldo medio servía para comprar celulares, plasmas, autos, motos e irse al exterior«. González Fraga agregó: «eso no es era normal.”

¿Qué es lo normal para González Fraga? ¿Qué un empleado viva trabajando para producir riquezas para las multinacionales? Un obrero, según opina Gonzales Fraga y el grupo que representa, no puede poseer celulares, ni viajar, ni mejorar la condición material de su vivienda, ni poseer un auto, mucho menos brindarles un porvenir mejor a sus hijos. Cambiemos desea conducir a nuestra Nación a un estadio colonial, en el que los empleados oficien como esclavos modernos, pero esclavos al fin.

El sentir humanista y del recto pensar manifiestan los términos de evolución y bienestar para todos los habitantes de nuestro suelo. Todos incluidos en una comunidad de condición social ascendente.

Sin sonrojarse, los autores de la mayor pobreza, desocupación y hambruna de nuestro país se presentan como “La república” ¿el resto de la sociedad, que es notoriamente mayoritario, qué son? ¿Lacayos quizás, peones de su grotesco juego de ajedrez capitalista?

¡Cuidado, peligro, un pobre con celular! ¡Allí va otro que pretende adquirir un plasma, qué osadía!  ¡Qué ofensa!  Hasta existen familias humildes que desean que sus hijos concurran a la universidad y cursen con éxito sus estudios terciarios. ¿Universidad para pobres?

Todos los días el gobierno vende dólares de nuestras reservas para evitar que la divisa verde trepe a alturas inconcebibles. A pesar de esto, la moneda gringa, al momento de redactar estas líneas, acusa 61$ con un Riesgo país por encima de los 2100. Así lo marcan las pantallas de los bancos. Recordemos que nuestros ministros y altos funcionarios en su inmensa mayoría poseen sus abultadas fortunas en el exterior y en dólares. ¡Ellos jamás pierden!…

Cambiemos es un árbol sin raises populares, un ave de vuelo corto, lágrimas pesadas en los rostros de nuestros jubilados, niños deambulando sin juguetes y con hambre acumulada. Cambiemos es una sombra diabólicamente oscura sobre nuestras fábricas, guillotina afilada que decapita cruelmente nuestros comercios.

Octubre parece muy lejano. La población está padeciendo necesidades extremas como jamás sufrió. La clase política debería colocar octubre al alcance de la mano, para que el pueblo vuelva a sentir esperanza en sus corazones.

Algunos prestigiosos periodistas hablan de la posibilidad concreta del adelantamiento de las elecciones generales. Es el caso de Chiche Gelblung. El congreso de la Nación Argentina no puede mirar para otro lado. Si se desea evitar un posible mal mayor, deberíamos analizar al menos esta concreta posibilidad y que los dirigentes que resulten elegidos por la gente se comprometan a encausar este caos económico y político que sufrimos.

Mauricio Macri perdió motivación, sus erráticos pasos políticos así lo demuestran. Cada día que pasa añora más sus vacaciones glamorosas en Villa La Angustura y parece aborrecer su tránsito por Balcarce 50.

La Nación es esencialmente el pueblo que la habita, esos auténticos patriotas que todo lo dan para nuestra patria.

Esta agonía es insufrible y puede acunar males de mayor magnitud. Oficialismo y oposición deben acordar urgente una salida ordenada y política de este difícil momento. Elecciones anticipadas con tranquilidad y orden, es un tema que se balbucea en casi todos los corrillos políticos

Si nos comprometemos más allá de cobardes especulaciones, seguro saldremos adelante trabajando y con la guía de DIOS, nuestro señor.

Máximo Luppino

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here