Inicio Noticias Locales ASPIRINAS PARA UN CARCINOMA ECONÓMICO

ASPIRINAS PARA UN CARCINOMA ECONÓMICO

Por Máximo Luppino

248
0

¡Tomaron al feroz desbocado toro por la cola! Aquella célebre frase popular de “Tomemos al toro por las astas” haciendo alusión a enfrentar frontal y enérgicamente un problema de raíz, fue desoída por el “equipo” económico de Macri y tímidamente, sin convicción alguna, jalaron irreverentemente la cola del toro embravecido. Así, con sonrisas que pretenden alejarnos del llanto, podríamos definir las medidas políticas que el gobierno anunciara el 17 de abril pasado.

En términos prácticos la yerba mate y el arroz ingresaron al artero pantano de precios congelados con un aumento de un 20%, y la tan necesaria leche para nuestros niños fue incrementada en su precio en la insolente cifra de un 40%. De esta manera pasó con casi todos los 64 artículos de este desprolijo maquillaje económico. Comenzamos rompiendo la regla. Pateamos el castillo de arena antes de construirlo. Sólo granos de areniscas dispersos quedan sobre la playa del desaliento del propio gobierno nacional.

Aspirinas vencidas para un cáncer político financiero de una inflación proyectada de más del 54% anual que, sin lugar a duda, el gobierno nacional de Cambiemos no sabe o no puede resolver. La inflación es una carrera alocada y suicida hacia un abismo de hambre y dolor que pone en riesgo el orden social y la paz de la Nación.

La comunidad poblacional de la República ya no posee, mayoritariamente hablando, confianza en este gobierno. Lo percibe viejo, cansado, impotente para resolver los graves problemas que padecemos. Al señor presidente de la Nación se lo ve cansado, irritado y falto de convicción en él plan antiinflacionario, dice que aplicó recetas que funcionaron en otras latitudes, pero que en Argentina NO funcionó.

La población nacional le otorgó a Mauricio una enorme confianza y toleró toda suerte de errores y atrocidades financieras cometidas. Pero ese tiempo de FE ya caducó, ahora NO se le cree a Macri. La gente busca otro candidato en el cual renovar sus esperanzas.

El fracaso de Mauricio Macri es un tópico dolorosamente aceptado por casi todos los medios periodísticos. Desde los gráficos, hasta los televisivos, pasando por prolongados programas radiales que desgranan horas explicando lo inexplicable…

En silencio, pero a pasos redoblados, puertas adentro de Cambiemos, el plan “V” cada vez cobra mayor numero de adherentes. Antes era a “Todo o nada con Mauricio” pero cada vez que llegan nuevas encuestas a los gélidos escritorios de los funcionarios nacionales, comienzan a mirar a la gobernadora de Buenos Aires con más cariño. Todo apuntaría A que María Eugenia Vidal sería la única carta de posible triunfo de Cambiemos. Día a día crece esta convicción y ya existe un gran número de personas trabajando incansablemente para que la racionalidad llegue al corazón de Marcos Peña y compañía. Los números mandan y María Eugenia NO sufre el rechazo que sí cosecha Mauricio Macri.

VIDAL es a carta de esperanza de Cambiemos, ¿Podrá asumir Macri esta irrefutable realidad? ¿La vanidad superará a la razón, como tantas veces sucedió?

El plan es inconsistente, en lenguaje popular, “Es trucho” ¿Cuántas divisas regalaremos a los especuladores financieros para contener un dólar que indefectiblemente se va a ajustar al desfasaje económico del país?

De la mano de Mauricio, Cambiemos llegó al poder. Hoy, de la misma mano, entra en el frío ocaso del rechazo popular. La vida política siempre es dura y el cuero debe estar bien curtido para soportar los balazos ajenos y propios.

¿Razonará Mauricio o el capricho imperará?

Medido en meses, falta muy poco para las elecciones generales, pero desde la óptica de la crisis presente, es más que una eternidad.

La situación de la Nación requiere un presidente que genere CONFIANZA. Macri ya no la genera.

¡DIOS quiera que los argentinos sepamos elegir lo correcto!

Máximo Luppino

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here