Inicio Noticias Locales ADELANTO: KING KONG VOTARÍA A MAURICIO

ADELANTO: KING KONG VOTARÍA A MAURICIO

Por Máximo Luppino

591
0
An undated publicity photograph shows actress Naomi Watts, who portrays Ann Darrow being held in the grip of movie monster King Kong atop the Empire State Building, in a scene from the new film "King Kong" directed by triple Academy Award winner Peter Jackson. The film opens just after midnight on Wednesday and also stars Adrien Brody and Jack Black. NO SALES NO ARCHIVES REUTERS/ Weta Digital Ltd./Universal Studios/Handout

El gran simio protagonista de tantas hazañas fílmicas, provisto de una formidable fuerza física capaz de desatar destrucción incontenible para con sus eventuales rivales, se comprometería activamente en la campaña de reelección de nuestro presidente de la Nación. Como bien aseveró el tres veces presidente de nuestro país, Juan Perón: “La fuerza es el derecho de las bestias”.

Claro que muchos son los puntos en común entre Mauri y King: ambos desean permanecer en la más alta cúspide del dominio. Desde la cumbre del poder el señor Kong destruye a sus enemigos, en tanto Mauri se ocupa de flagelar despiadadamente al pueblo con tarifazos y desempleos, ensañándose con furiosa predilección con la clase media de nuestra sociedad. Ambos desean solitariamente permanecer en la cumbre de la cadena alimenticia, disciplinando al resto de la creación.

Los estrepitosos rugidos del gran gorila (Nos referimos al señor Kong) son ensordecedores y sugieren temor al público… De similar forma, los anuncios presidenciales se tornan difíciles de comprender. En primer término, por el léxico del primer magistrado y en segundo, por las disparatadas propuestas que a semejanza de King difunden pánico entre los trabajadores, empleados y humildes de la patria.

Es sabido que el simio rey goza de un tremendo apetito: plátanos y frutos diversos son deglutidos con gusto singular. De similar conducta, Mauricio atesora toda suerte de monedas, títulos y acciones. Desde Panamá a Suiza su voracidad es reconocida.

Los favores pronunciados por Mauricio Macri para con los poderosos, las mineras, los pules de siembra y multinacionales hicieron emocionar hasta las lágrimas al gran simio rey que deslizaba lágrimas de pura gorila emoción.

Argumentos sobran, dice King Kong, para volver a votar a Mauricio volviéndose ya a esta altura, casi su Jefe de Campaña. Pero olvida que la lluvia de inversiones jamás llegó. La inflación no sólo no se detuvo, sino que trepó hasta peligrosas alturas de vértigo financiero. Los tarifazos en los servicios elementales continuaron sembrando pobreza y desconcierto. Una multitud de despedidos y cesanteados conforman una marea de desocupados que pelean día a día por un plato de comida. Cierran 25 pymes por día y más de 80 comercios bajan diariamente sus persianas. Un riesgo país que oscila alrededor de los 1000 puntos reflejando la incertidumbre que los ponderados mercados tienen por el futuro económico de nuestra Nación.

Cambiemos es dueño de un rotundo fracaso político y de una hambruna inédita en nuestra sociedad. ¿Qué más puede desear un pueblo sometido? Así como el monarca Kong corría riesgo por la presencia de la raza humana, así mismo los pensamientos humanistas y fraternales están jaqueando las ansias reeleccionistas de Mauricio. La solidaridad argentina es más poderosa que cualquier proclama primitiva. Aquellos días en los que ser útil por lo que un individuo producía era un factor de orgullo, seguro volverán. Cuando una vez más cada hombre debe producir por lo menos lo que consume. Esas jornadas donde el salario permitía buen alimento y discreta capacidad de ahorro, días de esperanza para nuestra juventud, con educación garantizada para todos.

Producción por encima de la especulación y la pecaminosa y atroz “timba financiera”. Donde las PYMES vuelvan a florecer y los hijos hereden el orgullo familiar de producir para la grandeza de la Nación.

Nuestra simpatía por King Kong es profunda y comprendemos que su brutalidad proviene de la ignorancia y no de la maldad. Malos son los que a sabiendas entregan el esfuerzo de sus semejantes para propio provecho, aquellos que se burlan de nuestros próceres y héroes, los que se arrodillan emocionados ante extranjera banderas. Creemos en la evolución y todo gorila a su tiempo se tornará en un popular militante, en un ser de bien, en un ciudadano al servicio de la Nación y su gente.

Máximo Luppino

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here